Google+
PREGUNTAS FRECUENTES

7) ¿Por qué a menudo aprendemos justo lo contrario?

Para mantener el poder en nosotros.

Los que están a cargo de enseñarnos códigos sociales en materia de relación, a menudo son los que nos mandan (padres, maestros, ejércitos, empresas … )
De buena fe, reproducen las lecciones que provienen de una época en que la cortesía y el respeto debían caracterizarse por el servilismo; donde la libertad y el poder debían  expresarse con fuerza y brutalidad, y donde lo implícito y lo tácito predominaban por encima de la inteligencia :

  • « El cliente es el rey »
  • « No es bueno decir toda la verdad »
  • « Uno no dice quiero sino querría« 
  • « No digas lo que piensas porque te van a engañar »
  • « No muestres tus emociones, ya que darás la impresión de ser débil »
  • « Ojo por ojo, diente por diente »

Todo eso se hacía y hace de buena fe, puesto que aquellos que debían tener talento en sus relaciones eran mucho menos numerosos que hoy en día y además uno vivía más felizmente estando más “inhibido” cuando no tenía el derecho de ser libre. Hoy es justo lo contrario.

 

¿Cómo hablas?

Mide tu competencia relacional

>Haz el test

Una idea a la vez

3.000 participantes al año

98% de los participantes recomiendan la formación

75% del tiempo invertido en relación

55% de la masa salarial dedicada a la relación

30% del tiempo gestionando la ineficiencia de la relación

20% de reducción de la ineficiencia de la relación

Contáctanos

+34 93 170 29 93

Mantente al corriente

¿Te interesan nuestras novedades y nuestros puntos de vista? Síguenos en las redes sociales

¿Qué te parece?

¿Has hecho una formación y tienes una opinión? ¿O quizás quieres saber lo que piensan otros?

>Lee los testimonios